1503: Casa de Contratación de indias

El 14 de febrero de 1503 se aprueba el Real Decreto que establece la Casa de Contratación de indias (sevilla), el gran organismo administrativo que regulará el tráfico marítimo y el comercio con el Nuevo Mundo. Situada en los Reales Alcázares, la Casa de Contratación era también almacén para el depósito de mercancías traídas de América y lonja para subastar su venta al mejor postor. Recaudaba los impuestos que del tráfico comercial se reservaba la corona y expedía los permisos para emprender viaje. Nadie podía poner pie desde España en el Nuevo Mundo sin el permiso expreso de la Casa de Contratación.

Sólo tres funcionarios ponían en marcha la Casa de Contratación. El «factor», el cargo más importante, establecía la clase de provisiones que llevarían los buques para el comercio, sus aparejos y equipamiento, además de su armamento. Había un tesorero encargado de almacenar y distribuir los caudales llegados de las conquistas y los bienes de los difuntos y un escribano o contable que llevaba los libros de cuentas. A medida que los territorios en Nuevo Mundo se iban ampliando surgieron nuevas ordenanzas para atender a las nuevas necesidades. En 1579 Felipe II creó la figura de un presidente para delimitar las distintas competencias. Por aquel entonces la Casa de Contratación dirimía también los pleitos legales que surgían entre los colonos.

La función más importante de la entidad tuvo carácter científico. La Casa de Contratación se convirtió en un gran centro de ciencia aplicada a la navegación, con una gran labor en la formación de pilotos. Durante esta primera etapa España lideró los mayores avances científicos en los campos de la cosmografía, la cartografía y la ingeniería naval. Un piloto mayor recopilaba la información traída por los marinos para elaborar cartas náuticas de las principales rutas del Nuevo Mundo. La experiencia de pioneros como Juan Sebastián Elcano, Juan de la Cosa o Andrés de Urdaneta contribuyó a enriquecer un patrimonio naval sin precedentes, al tiempo que la escuela de pilotos garantizaba la perdurabilidad del predominio en los océanos.

En 1717, se traslada la Casa de Contratación a Cádiz, porque el puerto de Sevilla, fluvial, iba quedando impracticable por la sedimentación. Y en 1790, fue suprimida la institución, porque ya se había liberalizado el comercio con las Indias.

La inmensa e importantísima documentación recogida en la Casa de Contratación con todos esos informes constituye hoy el Archivo de Indias, que está en el edificio de la Casa Lonja de Sevilla, construido en la época de Felipe II, entre 1585 y 1598, sobre planos de Juan de Herrera.

El Archivo General de Indias fue creado en 1785. A él, se fueron incorporando los fondos del Consejo de Indias, de la Casa de la Contratación, de los Consulados y de las Secretarías de Estado y del Despacho.

Hoy el Archivo General de Indias conserva más de 43.000 legajos, instalados en ocho kilómetros lineales de estanterías, con unos 80 millones de páginas de documentos originales acerca de tres siglos de historia de las Indias, es decir, América, desde Tierra de Fuego hasta el sur de los Estados Unidos, además de las Filipinas.


CONVERSATION

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada